Zonas francas: sector que empieza a crecer y a aportar al desarrollo de las regiones

Durante 2015 se realizaron inversiones por $10 billones en las zonas francas, cerrando el año con un acumulado superior a $39 billones. Además, en los últimos cinco años, suman 15 las solicitudes de ampliación de dichas áreas, con inversiones adicionales por $3 billones. La magnitud de las cifras representa para las regiones oportunidades tangibles en términos de empleo y desarrollo.

Las estadísticas señalan que el año pasado fueron generados el equivalente a 11 puestos de trabajo diarios, por cuenta de las zonas francas. Es decir, un total de 4.000 personas contratadas, que representaron 7% de crecimiento frente a 2014. Y lo anterior, en un contexto en el cual el número de nuevos usuarios calificados –industriales de bienes y servicios- pasó de 18 a 35 en 2015. Es decir, casi el doble.

“Para este año se espera crecer un 20% el número de zonas francas en el país. Actualmente están en estudio 15 proyectos para actividades de exploración y/o producción de hidrocarburos; plantas de cemento; puertos; alimentos y bebidas; palma de aceite; plantas de cerámica, y clínicas, los cuales superarán los 3 billones de nuevas inversiones, y representarán más de 800 nuevos empleos directos y 2.800 indirectos”, afirma Édgar Orlando Martínez Mendoza, Director Ejecutivo de Cámaras de Zonas Francas de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia, ANDI.

El directivo gremial hizo énfasis además en que “las zonas francas se encuentran en una etapa de germinación”, y llamó la atención sobre la importancia para el país del desarrollo y madurez de este tipo de proyectos, presentes en la actualidad en casi toda la geografía nacional, orientados no solo a actividades industriales (53%) sino también de servicios (34%) y agroindustriales (13%).

Las prioridades

Cinco frentes de trabajo han sido definidos por la Cámara de Zonas Francas de la ANDI para potenciar las zonas francas en el país, y capitalizar de esa manera su actual auge. Y son, en síntesis, los siguientes:

  • Decreto de zonas francas. Anunciado desde el año pasado por la entonces Ministra Cecilia Álvarez. Su firma le imprime claridad a la legislación; agilidad a las operaciones, y seguridad al Estado en la administración de este mecanismo.
  • Campaña de divulgación. Destaca las razones por las cuales cada vez se están localizando nuevas empresas en las zonas francas, en distintas regiones. El objetivo es darle a conocer al país los impactos económicos y beneficios que le aportan sus diferentes instrumentos, en materia de inversión, desarrollo empresarial, tecnología e innovación, empleo, crecimiento y comercio exterior; validando así el cumplimiento de sus metas.
  • Seguimiento a la reforma tributaria. Un mecanismo como las zonas francas, que ha demostrado tan buenos resultados para el país, debe mantenerse pues el desarrollo de las regiones depende de inversiones productivas como éstas. Además, sus condiciones tienen que ser competitivas frente a otros países del hemisferio, con los que compite por inversión extranjera.
  • Mecanismos informáticos. Indispensable trabajar en la captura de reportes periódicos sobre inversión, empleo, área y usuarios, entre otros, para medir con celeridad y exactitud el comportamiento de este instrumento. Mediante el sistema desarrollado por el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo con el apoyo de la ANDI, la disponibilidad de esa información pasará de tener un retraso de tres meses, a estar lista apenas en un margen de 15 a 20 días después de recopilada la información.
  • III Conferencia Mundial de Zonas Francas. Actualmente el país trabaja en la organización de uno de los eventos más importantes para el sector, en Cartagena, el cual se realizará en mayo de 2017. Se espera atraer más de 1.000 empresarios de todo el mundo, y consolidar así a Colombia como líder regional en la atracción de inversión.

© Fuente: ANDI

A %d blogueros les gusta esto: