Los primeros colombianos sin visado llegan a España con normalidad

Los primeros colombianos que están llegando a España, desde que se firmó el acuerdo por el cual ya no necesitan la solicitud de visado para poder entrar en territorios Schengen, lo han hecho desde la normalidad, a pesar de la lógica incertidumbre o desconfianza respecto a lo que podía ocurrir en los distintos aeropuertos.

“Teníamos la incertidumbre y pensamos en sacarla hace una semana, pero era muy poco tiempo y veíamos que cada vez se publicaban más noticias con la fecha exacta”, dice Viviana a Portafolio. Compraron los pasajes hace un mes y piensan ir también a Francia, Alemania y Suiza. Aunque tenían preparados los documentos que les pueden pedir en Inmigración, no fue necesario usarlos. La aerolínea los revisó en El Dorado y en Madrid sólo les pidieron los pasaportes, explica dicha publicación.

                     

“Todo ha estado muy chévere”, dice Gabriel. “Es la primera vez que venimos y me parece que así es más fácil y conveniente”. Tampoco tuvieron problemas Nemsué y Orlando Patiño y Luz Marina García, quienes paran en España a visitar Alcalá de Henares y siguen hacia Singapur, Malasia e India. Compraron los pasajes hace seis meses y decidieron confiar en la palabra de las autoridades que aseguraban que para esta época ya habría entrado en vigor la exoneración de la visa. “Traíamos todos los papeles y nos preguntaron por qué viajábamos sin visa”, dice Nemsué. “Contestamos que ya no la necesitamos, anotaron los números de los pasaportes en una lista y nada más”. Agrega que esto “no resuelve los problemas de Colombia, pero es una ventaja grande”.

Para Orlando es más que eso. Es una cuestión de dignidad: "Ya era hora de que acabaran tanta segregación y discriminación contra Colombia y América Latina. Si producimos droga es porque el mundo entero la consume: ¿por qué no segregan al mundo entero? Era justo, necesario y equitativo que tuviéramos las mismas condiciones de cualquier otro”, dice. Recuerda que hubo una época, “cuando la situación estaba álgida con Pablo Escobar”, en que a los colombianos nos “esculcaban de manera inaudita e indigna”.

Luz Marina se alegra de que todo haya salido bien porque este es el primer punto de un viaje de un mes y si no los hubieran dejado entrar se habría malogrado el plan entero. Cree que es una ventaja no tener que acudir a una agencia que tramite el visado. “Ahora no vienen muchos colombianos porque somos flojos para el frío, pero seguramente a mediados de 2016 la afluencia va a ser grande”.

© Fuente: Portafolio * Más información en http://cort.as/ZuHx

A %d blogueros les gusta esto: