El estilo nórdico

¿Qué es el estilo nórdico? Vendría a ser decorar tu casa siguiendo el ideal nórdico, utilizando muebles sencillos y cálidos que transmitan sensación de seguridad, calma, bienestar y tranquilidad, en definitiva, hogar, gracias a una decoración atemporal y natural.

Este estilo, no se trata de una tendencia pasajera, si no que ha permanecido en el panorama decorativo, gracias a los países del norte de Europa como Finlandia, Noruega, Suecia y Dinamarca.

El color que predomina, en este estilo, por encima de todos es el color blanco. En los países nórdicos la falta de luz en las casas hace que se recurra al color blanco para potenciar la luz natural durante las horas que disfrutan de ella.

Para conseguir este, es fundamental hacer una buena elección del mobiliario, siempre teniendo en cuenta el resto de los detalles que decoran una casa como, textiles, pinturas, estampados o cortinas, y así, conseguir el resultado hogareño y nórdico que desees.

Salón estilo nórdico

Si quieres que tu salón tenga un aire nórdico, es fundamental crear un ambiente relajado, escogiendo muebles que transmitan armonía y orden.

También es importante tener en cuenta las paredes y los suelos que son grandes protagonistas, eligiendo líneas suaves y colores claros, para conseguir el resultado esperado.

Leroy Merlin, por ejemplo, apuesta por fusionar piezas de diseño más recto con otras más curvilíneas. Por ejemplo, romper la línea de lo sobrio y sencillo con un gran jarrón, cuadro o mesa auxiliar, pero recuerda, no sobrecargar con un exceso de muebles.

Arriésgate a mezclar diferentes materiales, como maderas naturales suaves (haya o abedul) con elementos en metal o mármol, y colores más oscuros, negros o metalizados. El cobre y el dorado combinan a la perfección con el estilo nórdico. También un detalle con el que siempre acertarás en la decoración nórdica es, introducir piezas únicas de diseño vintage o de formas más industriales.

La elegancia de una cocina

Al hablar de cocinas, la distinción escandinava tiene un nombre en Leroy Merlin y es la cocina Oxford .

Las cocinas escandinavas se caracterizan por diseños atemporales, que presentan una gran elegancia tanto, en los frentes de módulos como en cajones y pomos.

Se trata de cocinas muy luminosas y decorativas que mezclan el color blanco con el negro de los tiradores. Además, la madera en todas sus formas, tanto en suelos como en mesas y encimeras, es un material clave en las cocinas escandinavas. Al igual que los azulejos de estilo metro. Este tipo de cocinas son muy funcionales, diseños fáciles, cómodos y adaptables.

Leroy Merlin apuesta por este modelo de cocina, sobre todo por su comodidad. Un diseño elegante que se adapta a ti y está disponible en dos colores, azul aguamarina, transmitiendo frescor y vitalidad y blanco, todo un clásico que nunca falla. Ambos muy luminosos y decorativos.

La habitación nórdica

Las habitaciones nórdicas, y este tipo de diseño en general, se caracteriza por carecer de un exceso de muebles para conseguir un ambiente ligero y simple. La madera es la clave para lograr una atmósfera relajada y neutral y con una gran versatilidad.

Crea tu habitación nórdica con un mobiliario minimalista y sobrio, pero donde cada detalle esta estudiado a la perfección. Pinta las paredes en tonos blancos, beige y pasteles para darle el toque hogareño propio de los países escandinavos y de este modo reforzar la luminosidad y claridad.  También juega con el gris, otro de los colores que nunca falla. El gris en cualquiera de sus intensidades, combinando a la perfección con textiles, papeles pintados, pinturas o mobiliario.

Atrévete a introducir diferentes texturas a través de tapicerías, textiles, cojines y alfombras y mezcla líneas rectas y formas monocolor con alguna representación geométrica como líneas, rayas o puntos. En el estilo nórdico además no pueden faltar los tejidos naturales como el algodón, el lino o la lana.

Tu baño convertido en un oasis

Un baño nostálgico y retro propio de ambientes decorativos nórdicos hará que te relajes con una buena ducha tras un día de estrés.

Para decorar tu baño al estilo nórdico, una técnica consiste en cubrir la pared de la ducha con azulejos y baldosas retro para darle carácter a la decoración.

Los baños nórdicos no tienen por qué tener grandes dimensiones, sino que lo importante es que tengan el mobiliario imprescindible con los elementos básicos y que creen una atmósfera zen que transmita serenidad.

El mármol es una piedra natural muy noble que puedes utilizar en lavabos y combinarlo con la madera o hierro y le dan un toque industrial al baño. Los espejos amplían el espacio y también aportan luminosidad haciéndonos pensar en el bienestar, la naturaleza y la simplicidad.

· Fuente: Leroy Merlin

A %d blogueros les gusta esto: