Cancionero escolar: música para celebrar la vida

El Cancionero escolar se publicó originalmente en 1935 como parte de la Biblioteca Aldeana de Colombia, contiene 92 canciones infantiles que se atribuyen al músico boyacense Carlos M. Torres (1833-1911) y que entonces sonaban en todas las escuelas del país

El Banco de la República presentará una versión digital Cancionero escolar que, además de la publicación original para descargar gratuitamente, incluye diez canciones en versión contemporánea interpretadas por la Corporación Cantoalegre, videos animados, partituras, juegos y una serie de consejos generales para cantar mejor y de forma más alegre. Consúltelo en: www.banrepcultural.org/cancionero


¿Dónde y cuándo?

  • Lunes 1° de mayo, 4:00 p.m. Feria Internacional del Libro de Bogotá, sala E – Ecopetrol. Entrada con la boleta de ingreso a la Feria.

A la pregunta ¿por qué cantar?, el científico antioqueño Luis López de Mesa expone en la introducción al Cancionero una respuesta sencilla y concisa: “para estar alegres”.

Para él el canto provee optimismo, enaltece la moral y propicia la sociabilidad. En sus palabras: “La alegría de cantar aporta virtud a las labores cotidianas, desvía la rumia dolorosa del infortunio, aleja perniciosas tentaciones reemplazando el monólogo deprimente de la meditación solitaria por una alegre manifestación de la personalidad, por una sana afirmación de vida”.

Con el ánimo de volverlo a poner en circulación entre los niños colombianos, el Banco de la República reimprimió en 2012 una edición facsimilar del libro y un CD con diez canciones comisionadas a la Corporación Cantoalegre. Una publicación que se presentó en el marco de la exposición Los niños que fuimos: huellas de la infancia en Colombia y que actualmente está a la venta en sus Centros Culturales de todo el país por $15.000. 

La actual versión digital, plenamente ilustrada y animada, es una reinterpretación del Cancionero original, que toma como insumo principal las canciones producidas por la Corporación Cantoalegre, las cuales son animadas en su totalidad por la artista polaca Ala “Nunu” Leszynska.

En la edición digital, las canciones hacen parte de un espectáculo dirigido por el Maestro De Ranolli, un personaje ficticio con forma de batracio, quien también administra los consejos de Carlos Torres y guía a los chicos en un sencillo juego de composición y creación musical. Una herramienta ideal para maestros, padres de familia y todos aquellos interesados en la mediación cultural con niños.

© Fuente: Banco de la República Cultural

A %d blogueros les gusta esto: